RESPONDEMOS LAS PREGUNTAS MÁS HABITUALES

El calzado es fundamental para el desarrollo y crecimiento de los niños y niñas. Durante toda la etapa infantil hasta la adolescencia los pies están en continuo crecimiento, aunque no es constante. Controlarlo, sobre todo en el momento en el que empezamos a ponerles sus primeros zapatos, es de suma importancia.

DUDAS GENERALES

Por lo general, un buen calzado infantil y adulto tiene que ser de suela flexible, pero no blanda, ligeros, con contrafuertes armados y provisto de una buena sujeción, como velcros, hebillas o cordones.

El pie de los más pequeños está formado por cartílagos flexibles y por una capa de grasa que con el tiempo desaparecerá. Esta flexibilidad hace que los pies sean propensos a doblarse y a perder su forma, sin que el niño o la niña indique ningún tipo de molestia. Durante la etapa de desarrollo del pie, los huesos empezarán a fusionarse, adquiriendo poco a poco la forma de un pie adulto. El calzado debidamente ajustado favorecerá que los huesos se desarrollen de manera natural, que los niños y niñas aprendan a caminar y a moverse adecuadamente. Con un calzado apropiado estarán cómodos y ayudaremos a que sus pies crezcan sanos.

Un mal calzado puede dañar de manera permanente e irreversible la estructura ósea de los pies. Además, puede provocar una presión indebida en las articulaciones y propiciar una mala postura, que contribuirá al mal desarrollo del crecimiento, en general, y a posibles dolencias en la edad adulta.

El pie de un bebé tiene una forma triangular, ya que los huesos del tobillo no se han fortalecido aún. Se puede decir que la función principal de los pies de los bebés es detectar el entorno a través de las terminaciones nerviosas que envían información sensorial. Los bebés tienen una musculatura débil; mueven el pie igual que los adultos —del talón a la punta de los dedos— y los tobillos les proporcionan equilibrio, pero su musculatura no está entrenada. Esta musculatura se desarrollará con la práctica y la repetición.

El crecimiento de los pies en estas edades es relativamente rápido, aunque no constante, y hay que tener en cuenta que cada niño y niña es un mundo. Pero, a modo meramente orientativo, se puede decir que:

  • De los 15 meses a los 2 años, entre medio número y un número cada tres meses.
  • De los 2 a los 3 años, medio número cada tres o cuatro meses.
  • De los 4 a los 7 años, podríamos decir que es la etapa donde menos les crecen los pies, llegando a tener uno o dos números por año.
  • De los 7 a los 15 años, vuelven a crecer de manera continuada.

Los huesos de los pies crecen hasta los 14-16 años de vida, antes de osificarse completamente.

dudas-calzado-infantil-jardilin

¿TIENES DUDAS? ¿NECESITAS AYUDA? RESPONDEMOS A TODAS TUS CONSULTAS SOBRE CALZADO INFANTIL

¡PREGÚNTANOS! TE ASESORAMOS
DUDAS SOBRE TALLAS Y ZAPATOS
jardilin-dudas-zapatos-infantiles

Los pies de los niños necesitan la movilidad y capacidad suficiente dentro del zapato para que se desarrolle correctamente. Lo normal es dejarles entre 6 mm. y 1 cm. de margen de crecimiento.

Cada talla/número de calzado infantil es 6 milímetros mayor que la anterior.

Las tallas del calzado y medidas del pie son importantes y la parte estética del zapato es determinante en la compra pero más allá de los gustos hay que decantarse siempre por el zapato que realmente siente bien a la morfología del pie.

Por otro lado hay que poner atención en la calidad de los materiales, estos deben ser de alta calidad, y no confundir polipieles con pieles ya que la transpiración del pie es fundamental para no desarrollar diferentes patologías; uñas enquistadas, sudoración, ampollas, hongos…

Además de por el cambio de temporada, hay que prestar atención para no alargar demasiado el uso de los zapatos, que no les queden pequeños y sean de la talla adecuada, ya que deben permitir el movimiento con el suficiente espacio para que el pie crezca sin dificultades.

A parte del meramente estético que decida cada familia, no es hasta los 8 y 10 años cuando se empieza a ver diferencias morfológicas entre los pies de los niños y las niñas.

¿TIENES ALGUNA PREGUNTA QUE NO HAYAMOS CONTESTADO? ¡PREGÚNTANOS DIRECTAMENTE!

SOLUCIONAMOS TUS DUDAS